Terapia durante el embarazo

30 mayo 2014


26 comentarios:
 photo embarazo_emociones_zps48a985ff.jpg
Embarazada
Fuente: Freepik
Hace unos días me comentaba una mamá que durante su embarazo había estado acudiendo a terapia psicológica. El motivo principal de esta decisión, fue que quería enfrentarse a su maternidad aligerando su mochila emocional, es decir, no acudía por ningún tipo de problema psicológico. Cuando me lo contó, me resultó bastante sorprendente, nunca se me habría ocurrido algo así. Sin embargo, estuve reflexionando sobre el tema y llegue a la conclusión de que era una idea estupenda.

Durante las sesiones a las que acudió, estuvieron analizando en profundidad su infancia, con especial hincapié en la educación que había recibido. De este modo, pudo poner en orden sus ideas, y decidir cómo quería criar a su hijo, que patrones no quería repetir y, por supuesto, adquirir conciencia de que aquello vivido durante la infancia nos pesa, de un modo u otro.

Al César lo que es del César

27 mayo 2014


16 comentarios:
ihan
Logotipo de la Iniciativa
Hospitales Amigos de los Niños
(IHAN)
Repasando los post sobre el nacimiento del bichito (I, II y III), me preocupa que dé la impresión de que toda la experiencia fue negativa, o de que no me encontré estupendos profesionales en el proceso. Por eso, me gustaría aclarar que esto no es así, que durante mi estancia en el hospital muchos de sus profesionales me trataron muy bien y me ayudaron muchísimo.

En primer lugar, he de decir que el hospital donde nació el bichito no era mi hospital de referencia. Durante el embarazo estuve buscando mucha información y comparando muchos datos que me llevaron a decidir hacer un cambio de hospital. Cuando estuve valorando opciones tenía en mente dos preocupaciones principales:


    - Que el parto fuese lo más respetado posible.
    - Que el hospital ofreciese ayuda con la lactancia.


Del primer punto ya hablé largo y tendido en las entradas del nacimiento del bichito, pero es cierto que no he contado nada del segundo.

Paciencia Santo Job

23 mayo 2014


27 comentarios:
rabieta
Una niña enfadada
Fuente: Pixabay
El bichito lleva unas semanas algo difícil. Conforme nos vamos acercando a los dos años, he notado un incremento bastante grande en las rabietas que tiene. Y lo pasamos bastante mal, ella y yo.

A lo largo del día, hay múltiples ocasiones susceptibles de estallar. ¿Ponerse los zapatos? Una odisea. ¿Evitar que se suba al sofá? Para que contar. ¿Pedirle que vaya de la mano por la calle? Misión imposible. Y así, con muchas cosas más.

Como acostumbro, he leído bastante sobre el tema y he aprendido que las rabietas son tan solo un paso a la independencia y que son imprescindibles. En la página de Crianza Natural tenéis un artículo estupendo de cómo enfrentar las rabietas. Voy a repasarlo para ver qué es lo que se debe hacer y cómo actúo yo:

Profeta en el desierto

20 mayo 2014


37 comentarios:
lactancia recién nacido
Bebé recién nacido mamando
Fuente: Wikipedia
¿Cómo es posible? Es que no lo puedo entender. Esta semana se ha incorporado al trabajo un compañero que acaba de ser padre. Le hemos estado preguntando por su bebé, por la mamá, por cómo les iba… y, de repente, la frase que hace saltar mis alarmas: “Bien, bueno, no nos da tiempo a hacer muchas cosas, porque dándole el pecho cada tres horas”. Repito, ¿cómo es posible? ¿Quién les ha dado esta información? ¿Lo saco de su error? ¿Me callo?

Una de las cosas que me sorprenden es que la mamá es enfermera. ¿Una profesional de la salud que no se cuestiona esta información? Sé por experiencia propia que la profesión de sanitario no es garantía de nada, pero es una pareja joven, ¿no tienen acceso a una información veraz?

Lactancia, BLW y (no) conciliación

09 mayo 2014


32 comentarios:
 photo elephant-baby-278523_640_zps55a278b6.jpg
El resto de animales no tienen estos problemas...
Fuente: Pixabay
Mis post surgen de diversas formas, de cosas que me pasan, de otros post que leo, etcétera. Este post nace, sin embargo, a raíz de un comentario de El Botón de Daniela en la entrada Contando hasta Diez con BLW. Esto lo comento, por un parte para darle las gracias,  y por otra, para resaltar lo importantes que son vuestros comentarios.

La cuestión es que El Botón de Daniela ha dado en el clavo. Cuando me propuse responderle al comentario me di cuenta de lo que me estaba extendiendo, y decidí hacer esta entrada. En el comentario explicaba que le gustaba el BLW, su filosofía, pero que no sabía cómo compatibilizarlo con su incorporación laboral cuando su bebé tenga 5 meses.

Sin noticias de la menstruación

06 mayo 2014


29 comentarios:
 photo lactancia_compartida_zps1516d2a4.jpg
Mamás amamantando juntas
Fuente: Flickr
Hace unos días leí el post de Mama Pata sobre el Síndrome de Ovario Poliquístico donde explica perfectamente en qué consiste y nos cuenta su experiencia personal. ¡No dejéis de leerlo!

El caso es que también comenta que la idea del post viene de que había vuelto a tener la menstruación después de 20 meses (más los 9 de embarazo). Yo acabo de pasar esa barrera justo en este momento (¡qué coincidencia!) y aún mi menstruación no parece querer volver a aparecer.

No hay regalo en el mundo

04 mayo 2014


14 comentarios:
mama dia de la madre
Mamá y yo
No hay regalo en el mundo para agradecerle a mi madre todo lo que me ha dado. Para empezar, la vida, que no es poco.

Mi madre es esa persona siempre presente en los momentos más importante de mi vida. Cuando algo bueno me sucede, lo primero que me apetece es descolgar el teléfono para compartirlo con ella. Cuando me sucede algo malo o algo me preocupa, tres cuartos de lo mismo. Hablar con ella es encontrar siempre la palabra justa, la frase perfecta para encontrarme mejor. Ella me conoce como nadie.

Con mi madre no sirven las palabras grandilocuentes, sobran las palabras, o mejor dicho, tan importante es para mí que no hay palabras que puedan expresarlo.

No he sido nunca una persona muy espiritual, pero con mi madre existe una conexión especial, un hilo invisible que conecta nuestras mentes, nuestros corazones. Ella posee una telepatía que le permite intuir mis pensamientos, mis emociones (y, con frecuencia, también las de los demás. El BuggyAbuelo siempre comenta que es "bruja").

La primera noche y el primer día

02 mayo 2014


24 comentarios:
nacimiento parto bichito
De nuevo juntas...
(Este es el momento en que me la trae el BuggyAbuelo)
Os contaba hace unos días cómo había sido la llegada al mundo del bichito (aquí y aquí). Justo después de nacer, nos llevaron de vuelta a la habitación donde había pasado la dilatación, para que pudiésemos hacer el Piel con piel y conocernos mejor.

En ese momento, el bichito hizo su primera toma y yo me encontraba exultante de felicidad, drogada por las hormonas… BuggyPapa llamó a mi madre, que se había marchado a casa cuando nos ingresaron para que viniese de nuevo, y en un ratito apareció la BuggyAbuela para conocer entre lágrimas de emoción a su nieta. No exagero si os digo que este rato lo recuerdo como el más feliz de mi vida.

Después de un par de horas, vinieron a ver cómo estábamos y cómo había ido la primera toma, y nos subieron a planta. Ya en planta, se llevaron al bichito acompañado de BuggyPapa para pesarla, vacunarla y todo lo demás. Cuando me la volvieron a traer, el bichito hizo un ruidito al respirar. La enfermera nos preguntó si lo había hecho más veces, y le dijimos que sí, que desde el principio. Ya hacía un rato la BuggyAbuela decía “qué ruidito tan gracioso hace”, pero no era gracioso…